20021222

El destiempo de Brubeck


Revolucionaria, energética, desconcertante, vital: son sólo algunos calificativos, entre muchos que se pueden atribuir a la música de Dave Brubeck y su cuarteto de jazz, particularmente, la contenida en el magistral volumen –aunque breve– Time Out, título que podría traducirse como «sacar de tiempo» o, más libremente, «a destiempo».

Desde 1964, año en que Columbia Records colocó en los aparadores este álbum, ha provocado desconcierto y admiración entre compositores e intérpretes de todos los géneros, mientras que el vigor y la graciosa complejidad de piezas como «Take Five» y «Blue rondó à la Turk» han fascinado sin interrupción a los escuchas de cuatro generaciones alrededor del mundo, convirtiéndose de inmediato en clásicas no sólo del género, sino de ese mínimo repertorio que llamamos «cultura general».
¿En qué estriba el éxito mantenido durante 38 años de este disco de jazz, siendo un género sin muchos adeptos, y más aún, considerando que esta música no es para todos los días? Tanto legos como conocedores coinciden con frecuencia en que las piezas contenidas en Time Out son mágicas, en el sentido de que penetran en lo más hondo de la persona y la impulsan a actuar y sentir de manera especial: música revolucionaria a fin de cuentas –el «tiempo compuesto» es una técnica de composición e interpretación que transformó para siempre la tradición más que centenaria del jazz–, revoluciona a quien la escucha; iniciativa osada, reta al músico y al oyente; propuesta liberadora, presta su compleja y fina red a la imaginación para que atrape las imágenes más disímiles y abstractas... De esta manera, a casi cuatro decenios de su aparición, la técnica time-out continúa fresca y vigente.
Es por todo lo anterior que la música contenida en este disco es equiparable, por su trascendencia en la historia de las técnicas musicales, con la obra del maestro barroco Johann Sebastian Bach (a quien se ha llegado a llamar «precursor del jazz») y del impresionista Claude A. Debussy (quien, a su vez, llevó el jazz tradicional a la música formal).
En cuanto a nosotros, simples oyentes, la aparición de Dave Brubeck y su cuarteto en cualquier bocina siempre será refrescante, la nota que alegre el día.


Time Out
The Dave Brubeck Quartet.
Columbia Records, col.
Jazz Masterpieces, 1964 (reedición: 1998).
Formato: disco compacto.
Folio catalográfico: 40585.






Léelo como se publicó en el Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.


Publicar un comentario

Sabiduría Pentathlónica