20101007

No volveré


Hace año y medio, estas palabras fueron la base de una alegre canción de despedida... Pero como se le quiera ver, ya antes lo dijo alguien primero, y mejor:


Cuando lejos me encuentre de ti,
cuando quieras que esté
yo contigo,
no hallarás un recuerdo de mí
ni tendrás más amores conmigo.

Y te juro que no volveré,
aunque me haga pedazos la vida:
si una vez con locura te amé,
ya de mi alma estarás despedida.

No volveré,
te lo juro por Dios que me mira.
Te lo digo llorando de rabia:
no volveré.

No pararé
hasta ver que mi llanto ha formado
un arroyo de olvido anegado
donde yo tu recuerdo ahogaré.


Fuimos nubes que el viento apartó,
fuimos piedras que siempre chocamos;
gotas de agua que el sol resecó,
borracheras que no terminamos.

En el tren de la auscencia me voy,
mi boleto no tiene regreso.
Lo que tengas de mí, te lo doy,
pero no te devuelvo tus besos.

No volveré,
te lo juro por Dios que me mira.
Te lo digo llorando de rabia:
no volveré.

No pararé
hasta ver que mi llanto ha formado
un arroyo de olvido anegado
donde yo tu recuerdo ahogaré.


Publicar un comentario

Sabiduría Pentathlónica