20130718

Paso a la juventud


El Pentathlón es definido en el Manual de Conocimientos Mínimos como «una escuela de carácter y formación ciudadana, en forma de una organización juvenil». Fue fundado por doce jóvenes estudiantes, para jóvenes como ellos. Esto significa que el protagonista y, a la vez, el destinatario de la actividad y fin pentathlónicos, es la juventud de México.

...Juventud... Vida | inmortal de la vida. | Junta, amiga mía, tu copa de oro | a mi copa de plata. ¡Venza y ría | la juventud! (Carlos Pellicer).

A mi Subof. Lic. Hugo Morales y quienes, como él, tienen el valor de predicar con el ejemplo.
A los compañeros de la PPI Libre 2013.

Sin embargo, ¿cuántas veces hemos visto una academia «de boca» sobre rappel, escalada, tumbling o defensa personal? Porque las rodillas del instructor ya no dan más, su tono muscular se diluyó con los años, su espalda está resentida de incontables mochilazos y malas caídas. Y escuchamos a los padres de familia cuestionar: «¿Dónde están los jóvenes instructores que enseñen a nuestros hijos mediante el ejemplo?»
«Es que los jóvenes no saben todo lo que hay que saber», sentenciamos desde nuestras canas. «Es que no comprenden la verdadera dimensión de la actividad pentathlónica», afirmamos. «No miden los riesgos», acusamos. Y siendo dueños de todas las razones, terminamos por hacer el ridículo sintiéndonos indispensables (cfr. Ideario, 33).
Los jóvenes no tienen por qué saberlo todo. Basta que sepan lo necesario para cumplir la comisión que se les encomienda. Tampoco nosotros lo sabíamos todo cuando recibimos los primeros galones, pero supimos sobreponernos al miedo y sacar adelante nuestra primera escuadra... La misma confianza que cuando jóvenes merecimos de nuestros superiores, hoy debemos tenerla a nuestros jóvenes subalternos.
Debemos confiar en la gente nueva. No hablo del chico recién ingresado que no sabe ni bolearse las botas, sino de esa cantera de muchachos que tienen varios años en instrucción y han ganado honrosamente sus primeros grados. Aunque no sean expertos en todos los temas, sumando sus conocimientos y experiencias, intuyen acertadamente los fines de la Institución y conocen el programa que se debe impartir a los que vienen detrás.
¿Por qué apegarnos a la institución más allá de lo prudente? ¿Por qué llegar al triste día que, en vez de tener algo qué ofrecer a los muchachos, nos convertimos en una carga para ellos? ¿Por qué bajo nuestra influencia, lo que debería ser una práctica jovial, dinámica y positiva, termina por ser un fin de semana solemne, lento y aversivo?
Compañeros pentathletas: quienes ya dejamos atrás la agilidad y vigor juveniles, ¡demos un paso de costado! ¡Dejemos pasar al frente esos jóvenes mandos e instructores con quienes el personal se puede identificar!
Ocupemos dignamente nuestro puesto como Reservas o Profesionistas, asesorando, auxiliando y beneficiando a nuestra amada organización juvenil, sin detrimento de su dinamismo y eficacia formativa. ¡Abramos paso a la juventud, vida inmortal de la vida!




(Texto base del discurso pronunciado por el autor en julio 10 de 2013, ciudad de México).


Publicar un comentario

Sabiduría Pentathlónica