20071130

Armazón ALICIA para mochila de campaña


Después de buscar sin resultado un armazón económico para mi mochila tipo ALICE, conseguí el diagrama de los armazones reglamentarios que usa el ejército estadounidense, en un sitio de fans de los Cazafantasmas. Con tiempo libre y dos sillas plegables de campamento rotas, trasladé las especificaciones reglamentarias a una estructura tubular.



Acualización 080228.- Con este producto he dado inicio a un proyecto denominado ALICIA (de Alternativa Libre a la Impedimenta de Campaña Individual ALICE), que pretende facilitar a la comunidad el acceso a equipos similares, equivalentes o complementarios del famoso sistema originalmente para uso militar, y que ha encontrado aplicaciones y popularidad en los ámbitos del campismo, deportes extremos y organizaciones juveniles, sean escultistas o militarizadas. La pretensión principal es que uno mismo sea capaz de confeccionarlos, sin grandes gastos y con relativa facilidad, además de adecuarlos a sus propias necesidades, según los principios del Desarrollo de Fuente Abierta.

El diagrama incluye (a partir de 080228) algunos elementos que surgieron al poner manos a la obra, como los refuerzos diagonales que van de la extensión para la riñonera al marco principal (que por buena razón están en las especificaciones originales del US Army; ver imagen de la derecha), y que dichas extensiones terminaron colocadas por fuera del marco y no adentro, a sugerencia de un amigo Scout que, sin ser gordo, al probar el marco sintió que se le encajaban precisamente en donde debería quedar la banda.
Los armazones tipo ALICE para mochilas de campismo destacan sobre los comerciales por la cualidad de que crean un espacio considerable de aire entre la espalda y el equipo. Las mochilas ALICE tienen, de hecho, una banda acojinada en la parte alta que sirve para amortiguar el roce de la parte superior del armazón, que es, además de la riñonera y los tirantes, lo único que toca el cuerpo del usuario. Dicho espacio libre se crea por el ángulo o la curvatura (según se trate del armazón original o de mi versión tubular) que va de la parte superior a la inferior. Esto, además de la ventilación que crea entre el equipo y el cuerpo, da una forma a la mochila que facilita el acceso a sus contenidos y permite mucha mayor movilidad que un armazón recto: puede uno agacharse casi 45° sin que la espalda toque el armazón, y casi 90° si lo hace en escuadra (con la espalda derecha).

Materiales
  • Una silla plegable de campamento rota, armazón y parte textil; dos por si hay muchos tubos quebrados.
  • Un palo de base rectangular, 1" × 2" × +/- 48", con +/- 2m de cable aislado cal. 14-16 AWG que se enrolla algo flojo en una punta (para doblar los tubos).
  • Segueta para metal, con su arco.
  • +/- 20 tornillos 1/8 × 2", con tuercas. Desarmador y pinzas o llave para apretarlos.
  • Lima para metal y lija "de agua" (negra, de grano fino).
  • Broca 1/8" y taladro casero (de CA, no baterías).
  • +/- 1m solera (cinta) de aluminio o acero 1/16" × 1/2".
  • Tirantes para mochila, de preferencia tipo ALICE, por lo menos uno con sistema de liberación rápida (se pueden hacer con la parte textil de las sillas).
  • Tijeras de trabajo rudo.
  • Pegamento instantáneo estilo Kola-Loka o Top.
  • Plumón permanente de punto fino a mediano.
  • Opcional: 4 presillas de acero 1" (para sujetar los tirantes) y dos de 2" (para sujetar la riñonera). Abrazaderas o precintos de plático (zip ties) para fijarlas.
  • Pintura automotiva en aerosol.

Procedimiento
  1. Se cortan con la segueta todos los remaches y pivotes que unen los tubos.
  2. Se señalan las medidas en los tubos con el plumón, y se insertan uno a uno entre el palo y el rollo de cobre, hasta dejar la marca sobre el borde del palo. Ejercer presión suave sobre, o jalar con cuidado, la parte libre del tubo, hasta obtener el ángulo deseado.
  3. En caso de que el marco no se pueda hacer con un solo tubo, se pueden unir dos o más, previamente cortados a medida y doblados: cortar +/- 1/2" a lo largo, en los extremos a unir (se recomieda que sean dos cortes, en cruz); se martilla alrededor del extremo que quedará adentro para reducir su diámetro y calienta al rojo el extremo que quedará por fuera; introducir uno en otro antes que se enfríe; de ser necesario se martilla. Ya fríos los empalmes, se barrenan de modo que la broca atraviese los dos tubos unidos, y se pasa un tornillo por cada unión; se enrosca y se corta el extremo sobrante.
  4. Cortar todos los sobrantes y limar los cortes. De los sobrantes, tomar dos piezas de +/- 10cm; cortar un extremo de cada uno a 45° y barrenar a +/- 1cm del borde (serán los refuerzos de la riñonera; es preciso insistir en lo necesarios que son para la solidez del armazón).
  5. Barrenar las piezas donde el croquis muestra '×'. También se barrenará la barra superior en las extensiones para la riñonera, +/- a la mitad del largo, para colocar los refuerzos diagonales por el extremo plano; ya armado todo lo demás, en el marco principal se harán dos barrenos a altura conveniente para fijar el extremo angulado de los refuerzos. Lijar alrededor de todos los barrenos.
  6. Atornillar todas las piezas, primero con la mano, luego con el desarmador; ya que la tuerca gire con la tensión, detenerla suavemente con la llave o las pinzas; se sigue apretando hasta sentir que la tuerca queda fija (una a tres vueltas).
  7. Barrenar la solera a la mitad y atornillarla al refuerzo vertical del marco; flexionarla suavemente hasta que descanse en las extensiones de la riñonera y marcar en ella los barrenos. Se desatornilla, se cortan sobrantes y se barrena sobre las marcas; atornillarla al marco y las extensiones. Será el refuerzo horizontal y amortiguador de la riñonera.
  8. Cortar los excedentes de los tornillos, dejando 1-3mm de la espiga para que la tuerca no se salga y hacer ajustes posteriores.
  9. Limar nuevamente todos los cortes, incluidos los cabos de los tornillos.
  10. Si se usarán presillas, éste es el momento de fijarlas al armazón.
  11. Poner una gota de pegamento en cada punto de contacto entre los tornillos y el armazón, y otra entre las tuercas y las espigas.
  12. Pintar el armazón. Dar por lo menos tres manos de pintura, dejando secar al sol cada una, con especial cuidado en los tornillos, los cortes y los puntos de doblez.
  13. Mientras seca la pintura, cortar la parte gruesa del respaldo de una silla; será la banda riñonera. Hacer un agujero pequeño, de lado a lado, a la mitad de cada extremo (probablemente ya lo tenga, por las pijas usadas para sujetar el respaldo), para pasar el tornillo que sujeta la solera a las extensiones (usar las arandelas de goma propias de la silla). Si se usarán presillas, ya seco el armazón, se coserá alrededor de éstas.

Diagrama del armazón tubular*



Diagrama del armazón reglamentario










* Negro: marco principal. Amarillo: extensiones; morado: refuerzos; azul: solera de refuerzo y amortiguación para la riñonera. Se recomienda colocar las extensiones para la riñonera por fuera del marco y los refuerzos inferiores, sobre todo si el usuario habitual no es un adulto delgado (máximo talla 33 de pantalón).



Más vistas del armazón





Lo que se ve detrás de la banda riñonera es una bolsa de malla (que recuperé de una de las sillas), cosida sobre la bastilla de la misma banda, en la que guardé dos chicotes elásticos para usar el armazón con cargas rígidas (sin la mochila).


Publicar un comentario

Sabiduría Pentathlónica